La Cultura Cura

Filosofía y valores de LCC

FILOSOFÍA DE LA CULTURA CURA

El trabajo de National Compadres Network parte de la filosofía de La Cultura Cura (sanación transformadora), que propone lo siguiente:

Dentro del respeto a la dignidad, la confianza y el amor colectivo de todas las personas existe la sabiduría, las prácticas y los recursos para un bienestar sano y armonioso.

La Cultura Cura es una filosofía de sanación y salud transformadora que reconoce que, dentro de los valores culturales, las tradiciones y las prácticas indígenas auténticas de una persona, de una familia y de una comunidad, existe un camino al sano desarrollo, restauración y bienestar para toda la vida.

Este marco con bases culturales se centra en la edificación a partir de los factores naturales de las oportunidades y sobre lo que es sano en una persona, familia, comunidad o cultura. Esta perspectiva de vida que parte de lo nativo promueve lo que es correcto en función de principios y prácticas físicas, emocionales, mentales y espirituales de naturaleza cultural.

Esta filosofía y proceso de salud y sanación transformadoras se ilustra en los siguientes elementos, como con las partes de un árbol que echan raíces en una persona, familia o comunidad. Es necesario considerar este movimiento interconectado para el desarrollo integrado de la salud, la sanación, el crecimiento y el liderazgo, y del orgullo (P.R.I.D.E.) personal, familiar y de la comunidad.

1. Propósito/Destino – Basado en la Dignidad personal, familiar o comunitaria

Una premisa básica de la dignidad personal, familiar o comunitaria reconoce que la sabiduría ancestral de un pueblo incluye las enseñanzas y la medicina necesarias para el crecimiento y la sanación. Se entiende que las enseñanzas y los elementos de sanación inevitablemente vienen del pueblo mismo. Por lo tanto, a fin de que se mantenga una verdadera sanación o nuevo equilibrio, aunque el incentivo inicial pueda venir de una persona externa (organización, fuente de financiación), la motivación continua para el crecimiento y nuevo equilibrio de una persona, familia o comunidad debe originarse dentro del círculo de aquellos que desean o necesitan crecer o cambiar.

2. Responsabilidad: basada en el Respeto de la visión familiar o comunitaria

Las personas deben tener una visión que refleje el potencial de su verdadero ser en relación con su familia y comunidad. Si una persona solo tiene una perspectiva negativa de sí misma y su cultura, no tiene la posibilidad de crecer, desarrollarse ni responder sanamente a los problemas de la vida. El grupo étnico principal de una persona es la raíz de esa visión. Toda persona necesita que la guíen para poder soñar, reflejar y redescubrir los valores que mejoran la vida y los regalos de su propia cultura indígena. Como parte de este proceso, deben conocer y comprender su historia para entender el proceso que creó su situación actual. Mediante este proceso, y con la orientación adecuada, un niño, un hombre, una niña y una mujer serán capaces de separar el dolor y la inestabilidad que ellos y su pueblo están experimentando de la esencia y la fortaleza de los aspectos positivos de su cultura. Como parte de su herencia indígena, todos los pueblos tienen tradiciones y costumbres para aclarar y redescubrir esta visión de crecimiento. Estas tradiciones y costumbres deben integrarse y practicarse de manera equilibrada y congruente, y ser guiadas por gente mayor autorizada y comprometida con este proceso.

3. Interdependencia: basada en la Confianza personal, familiar o comunitaria

El fortalecimiento de una comunidad y de las familias que la integran mejora el desarrollo y la sanación de sus individuos en forma directa. A medida que las personas van sanándose y creciendo, se reintegran con una visión positiva de la comunidad. Las familias o comunidades, y las personas que las integran, deben desarrollarse con interdependencia. Si falta una de ellas, se produce un crecimiento no armonioso, que lleva a una falsa esperanza y desarrollo. Es fundamental conocer la diferencia entre codependencia, individualismo e interdependencia cultural indígena: la confianza. A través de la interconexión renovada (sanación y desarrollo transformadores: círculos), se interrumpen ciclos de destrucción y dolor generacionales, y se inicia un compromiso con la sanación y el desarrollo transformadores persona por persona, familia por familia y comunidad por comunidad.

4. Desarrollo: aprendizaje circular basado en el Cariño por la vida

El cariño por la vida es la base de un proceso de aprendizaje circular. A medida que los tiempos cambian, las personas deben aprender “nuevas” maneras (a partir de antiguas enseñanzas) de vivir en el mundo como personas, familias y comunidades. Deben sentir orgullo por sus grupos étnicos, respeto por todas sus raíces y un proceso para equilibrar las diferencias. Las nuevas formas deben preservar la vida y mejorarla. Además, las organizaciones, instituciones, sistemas y comunidades dominantes de la sociedad también deben aprender a vivir de maneras nuevas, y estar predispuestas a cambiar su filosofía, políticas y procedimientos en función de las necesidades de la comunidad en desarrollo. La gente mayor de la comunidad debe reunirse en comunión (círculo) para dar su bendición y orientar los esfuerzos conjuntos, centrados en el amor y la sanación de las próximas siete generaciones.

5. Entusiasmo: vivir la vida con sentido de Esperanza

Vivir la vida con espíritu (espiritualidad) le permite a una persona, familia o comunidad abordar la vida con entusiasmo (ganas). Infundir o volver a infundir ese sentido de esperanza (espiritualidad) en una persona, familia o comunidad, permite lidiar con las difíciles, y a veces abrumadoras, presiones del día a día con “mayor espíritu”. Como parte de este desarrollo, es importante que una comunidad participe de las continuas celebraciones y eventos de afirmación de la comunidad para reconocer a los líderes emergentes y los esfuerzos positivos que se llevan a cabo, a fin de que puedan arraigarse y crecer.

VALORES (PRINCIPIOS)

Los siete principios de El Hombre Noble

  1. 1.Es un hombre que cumple con su palabra.
  2. 2.Tiene un sentido de responsabilidad para su propio bienestar y para otros en su círculo.
  3. 3.Rechaza cualquier forma de abuso…físico, emocional, mental o espiritual… a sí mismo o a otras personas.
  4. 4.Toma tiempo para reflexionar, rezar e incluir la ceremonia en su vida.
  5. 5.Es sensitivo y comprensivo.
  6. 6.Es como un espejo, reflejando apoyo y claridad de uno a otro.
  7. 7.Vive estos valores honradamente y con amor.

DECLARACIÓN DE INCLUSIÓN DE COMUNIDADES LGBTQ2

NCN ha continuado desarrollando el trabajo de honrar la creencia de que todas las personas son sagradas al centrarse en la afirmación e inclusión de los miembros de nuestra comunidad que se identifican como “de dos espíritus, lesbianas, homosexuales, bisexuales, queer/confundidos y transgéneros (LGBTQ2)”.  NCN se encuentra actualmente en el proceso de establecer un comité asesor de LGBTQ2, el cual trabajará a fondo con el personal de la organización para reconocer las necesidades de nuestros parientes y miembros de nuestras familias LGBTQ2 que necesiten herramientas y recursos de apoyo adicionales para que puedan contar con respaldo para la realización de su sagrado propósito. NCN se compromete a analizar las necesidades específicas de nuestros parientes LGBTQ2 y trabajar para asegurar que todos los miembros de nuestra comunidad, cual sea el espectro de género y sexualidad en el que estén, sepan que también son parte de la familia de nuestra organización.   NCN trabajará con el comité asesor de LGBTQ2 para involucrarse en forma indispensable en estos asuntos y trabajar para asegurar un equilibrio en nuestra tarea y para que se les haga sentir a todas las personas que se las afirma e incluye por quienes son en un esfuerzo por fortalecer nuestro trabajo.